INTRODUCCIÓN

A Guarda es uno de los enclaves turísticos más importantes de Galicia, en gran parte por el Monte Trega, lugar de visita obligada por sus interesantes valores arqueológicos, religiosos y paisajísticos. La citania de Santa Trega está considerada como uno de los ejemplos de cultura castreña – romana más importante del Noroeste peninsular. El legado religioso se materializa en los Vía Crucis, el cruceiro de San Francisco y la ermita de Santa Trega. Los picos de O Facho y San Francisco ofrecen inmejorables panorámicas de la desembocadura del Miño, Portugal, el océano Atlántico y el valle de O Rosal.

CITANIA DE SANTA TREGA

Castro de Santa Trega

El gran yacimiento arqueológico que ocupa unas 20 has de superficie, de las cuales tan solo una pequeña parte está excavada, tiene sus orígenes documentados en el s. IV a. C. alcanzando su mayor grado de desarrollo en el cambio de era. En la península del Trega se desarrolla una verdadera ciudad, de entre 3000 y 5000 habitantes en la que confluyen las culturas mediterráneas y atlánticas. La Sociedad Pro Monte, nacida en 1912 por el interés de indianos guardeses, inician las campañas de excavación en las que participaron sucesivamente Ignacio Calvo, Cayetano Mergelina, Manuel Fernández y De la Peña Santos. A principios de 2016 finalizaba la última, que, dirigida por Rafael Rodríguez y financiada por la Diputación de Pontevedra y el Ministerio de Fomento, consistió en excavar de nuevo la zona ya estudiada entre 1928-1933, por el arqueólogo de la Universidad de Valladolid Cayetano Mergelina y Luna.

MASAT

Museo MASAT en el Monte Trega

El Museo Arqueológico de Sta. Trega (MASAT) ocupa el edificio diseñado como restaurante por el arquitecto porriñés Antonio Palacios. Por suscripción popular la Sociedad pro Monte compra y adapta el inmueble inaugurado como Museo en 1953 y en el que se depositaron los materiales almacenados hasta ese momento en un céntrico local de A Guarda. Ofrece el MASAT una completa colección de labras y esvásticas, de monedas romanas, de objetos cerámicos, vidrio… y como piezas singulares destacan un espléndido remate de torques decorado con finas filigranas y el cabezón do Trega, el hallazgo más emblemático de las excavaciones realizadas recientemente.

+ Información

360

CAPILLA DE SANTA TREGA

Capilla de Santa Trega

En el pico de san Francisco se sitúa la ermita de Santa Trega. Posiblemente la monja Egeria tras regresar de su peregrinación por Oriente, introdujo la devoción por la Santa entre los ermitaños del Baixo Miño en la Alta Edad Media. Aunque la existencia de una ermita está documentada ya en el s. XII, fueron las reformas y ampliaciones de los s. XVI y XVII las que le confieren su aspecto actual. Excavaciones realizadas en 1994 permitieron descubrir varios sepulcros visigodos que demuestran la religiosidad del lugar.

CRUCES Y CRUCEIRO

viacrucisUna muestra de la gran tradición religiosa y devoción á mártir de Iconio son las diferentes festividades religiosas como la romería del 23 de septiembre en honor a la Santa o la centenaria procesión del Voto el último sábado de agosto. En ella los fieles recorren las estaciones del moderno Via Crucis, obra do escultor valenciano Vicent Mengual, que substituye al antiguo de factura mucho más sencilla. Delante de la ermita se levanta un interesante cruceiro del siglo XVI dedicado a san Francisco que recuerda la presencia de esta orden religiosa en A Insua, pequeña isla portuguesa emplazada en plena confluencia del río con el mar.

PAISAJES

Mirador con vistas al puerto de A Guarda

El Monte Santa Trega se erige como un excelente mirador natural con unas magníficas vistas hacia el estuario del Miño, Portugal, valle de O Rosal y Océano Atlántico. Durante la ascensión del monte diferentes miradores permiten descubrir en detalle el entorno. Dos elevaciones se distinguen la cima del monte: El Pico del Facho de 328 metros ofrece una amplia panorámica sobre el valle de O Rosal, el casco urbano y, sobre todo, al puerto pesquero. Antiguamente se encendía por las noches una hoguera (facho) para indicar a las poblaciones cercanas que no había peligros y con una segunda hoguera se informaba de la presencia de intrusos en el mar. El Pico de San Francisco es el punto más elevado del Monte Santa Trega con 341 metros y ofrece unas inmejorables visitas panorámicas. Su nombre hace referencia a su orientación a la desembocadura del Miño, al islote de A Insua donde habitaron los monjes franciscanos. En este alto se localiza el estacionamiento para vehículos y autobuses, los establecimientos hosteleros, la capilla de Santa Trega, el MASAT y en el zona más elevada un petroglifo.

CAMINOS DEL TREGA

prg122

Una red de caminos empedrados y de senderos homologados como ruta de senderismo “PR-G 122 Camiños do Trega” permite conocer más detenidamente el Monte. Son un total de siete caminos unidos entre sí hasta completar una distancia total de poco más de 7 km. Estas sendas permiten contemplar sosegadamente los recursos y valores que el monte esconde.

+ Ruta PRG122

VISITAS GUIADAS

Las distintas visitas guiadas regulares que el Patronato Municipal Monte Trega ofrece a los visitantes permiten a los interesados conocer con más detalle los promenores del patrimonio construido e inmaterial que esconde el monte. Estas visitas son gratuitas y no precisan reserva previa tan solo presentarse en el punto de encuentro a la hora indicada. Su duración y horario varía según la época del año. Además de las visitas regulares es posible concertar visitas guiadas para grupos de al menos 10 personas. La tarifa de la visita concertada a asociaciones o colectivos es de 2,50 € por adulto y 0,50 € los menores de 14 años (incluye la tasa de acceso).

GALERÍA DE FOTOS